The Day After es el feo doppelganger de cada festivo, acechando la escena tan pronto como la fiesta se calme, lista para hacer que todos se sientan miserables. Pero el Día Después del Cinco de Mayo no tiene por qué ser tan malo. De hecho, Seis de Mayo puede ser su propio tipo de celebración, no de bebidas mexicanas (aunque tenemos muchas de esas