Lo que todos los James Bond bebieron, desde Martinis hasta Heineken

Craig abriendo una fría en

Hace mucho que admiramos a James Bond por lo que él tiene y nosotros no: los autos, el esmoquin, la actitud, las chicas. Pero hay un aspecto de la persona de Bond que cualquiera puede robar: sus órdenes de bebida. Para algunas personas, la mitad del atractivo de pedir un Martini radica en el hecho de que es la bebida elegida “agitada, no revuelta” de 007.

¿Pero es todavía? En la última entrega de Bond, Caída del cielo, que ganó $ 87.8 millones en su primer fin de semana, Bond (ahora jugado por Daniel Craig) evita su firma Martini, optando en cambio por … ¿un Heineken embotellado? ¿Desde cuándo el MI6 comenzó a colocar el producto? ¿Qué será lo siguiente? ¿Cambiará sus trajes de Savile Row por una camisa de polo y pantalones caqui? Pero el hecho es que esto no es nada nuevo: en el transcurso de 23 películas, casi ninguna de las cuales ha sido inmune a la colocación del producto, las opciones de bebidas de Bond han cambiado regularmente. Echa un vistazo a cómo han evolucionado a continuación.

sean Connery

Bond en el baño, vodka y vermut a punto.

Un apuesto Sean Connery llenó los zapatos de Bond por primera vez en 1962. Dr. No, y fue esta encarnación 007 la que primero bebió un vodka Martini seco: “agitado, no revuelto”, dice el villano titular. Apareció dos veces en la película, una vez con un toque de limón y otra vez con un toque de limón. Y desde el principio, Smirnoff fue la marca oficial de vodka del estilo de vida de Bond. No fue hasta Dedo de oro En 1964, sin embargo, escuchamos a Bond decir las famosas palabras..

Pero un vodka seco, Martini, no fue el único fanático que bebió nuestro superespía favorito. Dedo de oro; También le sirvieron una botella de Mouton Rothschild de 1947 (que, según wine-searcher.com, le costaría un promedio de $ 4,826 hoy), que utiliza para exponer un servidor que se hace pasar por un asesino. ¿Cómo? Al darse cuenta de que el servidor no sabía que Mouton Rothschild es un Bordeaux.

A Bond le gusta el bourbon.

Tampoco fue el único cóctel de Martini Bond en la era Connery. Mientras se relaja en el rancho de caballos de Auric Goldfinger en Kentucky, Goldfinger ofrece a Bond *, ¿qué más? – * un julepe de menta. Bond de Connery también tomó un raki turco en un campamento gitano fuera de Estambul en Desde Rusia con amor (1963) y bebió un ron Collins en Trueno (1965).

George Lazenby

Lazenby en

George Lazenby’s Bond nunca se apartó del Martini seco en 1969 En el servicio Secreto de su Majestad, pero él expresó un conocimiento y aprecio por el caviar beluga. Lujoso.

De todos los ex-Bonds, Lazenby ha sido el crítico más entusiasta de la situación de Heineken, y le dijo a TMZ la primavera pasada que abandonar el Martini es una ruptura no deseada de la tradición, especialmente porque piensa que Heineken “tampoco es la mejor cerveza que existe”. “

Roger Moore

Moore derribando un Martini

De nuevo, la encarnación de Roger Moore’s Bond no se desvía de la orden estándar de barras “sacudidas, no revueltas”. Sin embargo, en Vive y deja morir (1973), Bond casi intenta un Sazerac mientras sigue una pista en Harlem, pero es capturado por el villano, el Sr. Big, antes de tomar el cóctel de la firma de Nueva Orleans. En el último papel de Moore como Bond, en Una vista para matar, Stolichnaya vodka se abalanza y roba el foco de colocación de productos de Smirnoff.

Timothy Dalton

Dalton aceptó sin rodeos una flauta de Bollinger en

Bond es un hombre de buen gusto, y uno de esos gustos, naturalmente, es para el buen champán. En una de las dos películas de Timothy Dalton., Licencia para matar (1989), se ve a Bond quaffing un Bollinger de 1975. Este Champagne en particular ha sido apodado el “oficial” Bond Champagne: se puede ver en diez de las 23 películas..

Pierce Brosnan

Un martini seco en

Bond de Brosnan se quedó con el vodka Martini seco hasta 2002 Muere otro día, cuando se acerca a un bar en Cuba con la chica Bond Jinx (Halle Berry) y ordena el entonces poco conocido mojito, incitando a la bebida al estrellato en la escena de los cócteles estadounidenses. Y es en esta película que el vodka elegido por Bond cambia de nuevo, de Smirnoff a Finlandia..

Daniel Craig

New Bond, bebida antigua

Está dentro Casino Royale (2008) donde Daniel Craig’s Bond ordena, en medio de un juego de póquer de alto nivel en Montenegro, el Vesper, una bebida creada en la primera novela de Bond de Ian Fleming bajo el mismo nombre: “Tres medidas de Gordon’s, una de vodka, La mitad de una medida de Kina Lillet. Agítelo muy bien hasta que esté frío, luego agregue una rebanada grande y delgada de cáscara de limón. ¿Entendido? Los caballeros de la mesa se sorprenden por el pedido al principio, pero luego siguen el ejemplo y ordenan lo mismo..

La nueva película de Bond., Caída del cielo, En un lugar destacado, Craig se toma un Heineken, gracias a un acuerdo de colocación de productos que también incluye una serie de anuncios de Bond-esque (y que, según se informa, redujo la película a casi $ 45 millones). La ruptura con la tradición irritó a algunos fanáticos (y a George Lazenby), pero Craig defendió el cambio y le dijo a Moviefone que “Bond es un bebedor, siempre lo ha sido, es parte de quién es él, de manera correcta o incorrecta, usted puede tomar su propio juicio. sobre eso, tomarse una cerveza no es algo malo, en la película resulta ser Heineken “.

Sin embargo, Craig todavía se toma su parte justa de Martinis en la película, así que no te preocupes. Incluso si Bond puede lograrlo, los brewskies y la corbata negra nunca serán una cosa.

Loading...